¿Te atreves a soñar?

lunes, 14 de diciembre de 2015

Ciudadanos, las farmacias y los programas electorales


Ciudadanos escucha, y lo digo tras un suspiro muy largo porque hasta ahora los partidos han jugado más bien a hacer oídos sordos. En las pasadas elecciones andaluzas, Ciudadanos se presentó con un “modelo de mínimos” en el Programa Sanitario, es decir, la liberación de las farmacias. Como andaluza, me saltaron todas las alarmas, porque lo primero que me llamó la atención cuando vine a vivir a Navarra fue la cantidad de oficinas de farmacias que hay (solo en mi barrio tengo localizadas ocho y tres de ellas, en la misma calle). No podía entender cómo defendían un modelo que a la larga destruye los comercios.

Pero rectificaron. Poco después de las elecciones, el secretario de Acción Política de Ciudadanos, Antonio Espinosa, aclaró que entre sus intereses no está el que las oficinas de farmacias tengan que cerrar. Los representantes del sector farmacéutico pidieron más concreción y el partido la ha dado. En su programa electoral ha dedicado líneas a este tema. Han eliminado el “modelo de mínimos” y apuestan por un modelo de farmacia comunitaria asistencial, lo que quiere decir que sus profesionales trabajan con vocación de servicio a la comunidad.

Además defienden servicios, como “la prescripción repetida”, que aliviarán las colas de los centros de salud y resultarán más cómodos para los ciudadanos. Así los pacientes podrán recibir la medicación durante un periodo de tiempo desde su farmacia sin necesidad de volver a la consulta del médico.

Pero regresando al momento del suspiro, cuando me di cuenta de que Ciudadanos había entrado en razón en este punto, me propuse revisar los demás programas electorales, los de los otros tres partidos más fuertes. ¿Qué dicen sobre las oficinas de farmacia?

El Partido Popular asegura que en Sanidad deben “seguir por la senda de la gestión eficiente” y se centra principalmente en lo que llaman “medidas de salud digital”, que se refiere a las recetas electrónicas, el acceso de los pacientes a la historia clínica y la tarjeta individual interoperable. No dicen nada de liberalización de las oficinas de farmacia, lo cual no me gusta por una razón: que ya ha estado antes entre sus propuestas. Quizá se hayan dado cuenta de que afirmar algo en el programa y luego hacer lo contrario es más peligroso que si directamente se suprime y luego, cuando gobiernan, lo proponen.

PSOE y Podemos son en tema “oficinas de farmacia” una hoja en blanco, o una nube. Por destacar algo, el Partido Socialista menciona una “estrategia de precios del medicamento”, de modo que estos resulten más accesibles al paciente y Podemos prohíbe explícitamente el copago sanitario y farmacéutico. Algo que ha repetido Pablo Iglesias a Albert Rivera en los últimos debates, a modo de reproche, pues Ciudadanos ha propuesto que el copago (que según ellos sería reembolsable) “solo podría utilizarse como elemento disuasorio en aquellos pacientes menos graves que tengan la posibilidad de administrar mejor el uso de medicamentos o servicios sanitarios”.

Las gafas que me he puesto para escribir este artículo son unas de tantas miles con las que se pueden leer los programas electorales. Cada ciudadano tiene sus preocupaciones e intereses así que, después de quitaros estas, poneos otras y empezad de nuevo. Quizá incluso lo encontréis divertido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario