¿Te atreves a soñar?

martes, 9 de mayo de 2017

Jazz


Mientras me hablabas de jazz, tres gotas de lluvia reunieron el valor para saltar de la barandilla roja de tu balcón al suelo. 

Hubo un destello de luz cuando doblaste los dedos sobre un piano invisible; notas rabiosas que denunciaban la esclavitud. 

No sabía que te gustaba el jazz, pero recitabas grandes músicos.

Susurrabas con una trompeta, los dedos subiendo y bajando.

Luego dabas un giro para abrazar el contrabajo.

Bailabas con los ojos cerrados, la cabeza a un lado y al otro. 

A un lado y al otro.

Tenías una sonrisa extasiada cuando salió el sol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario